buscar Cerrar
Accionistas

Calificación del riesgo crediticio

Fitch Ratings mantiene la calificación 'AAA(col)' con observación negativa y 'F1+(col)' de ESSA

  • Las calificaciones otorgadas por la firma Fitch Ratings representan la máxima calificación.
  • Se reconoce a ESSA su solidez financiera para atender oportunamente sus obligaciones financieras.
  • Los indicadores operativos de ESSA son adecuados y contribuyen al fortalecimiento de su rentabilidad.

 

Fitch Ratings ha reafirmado la sólida posición crediticia de Electrificadora de Santander S.A. E.S.P. (ESSA) al mantener su calificación de largo plazo en 'AAA(col)' con observación negativa, al tiempo que ha confirmado la calificación nacional de corto plazo en 'F1+(col)'.


La decisión de mantener dichas calificaciones se sustenta en la sólida fortaleza del perfil de negocio de ESSA, que se posiciona como el principal distribuidor eléctrico en el departamento de Santander, y en su estructura tarifaria estratégicamente diseñada para mitigar riesgos de volumen.


La estrategia de capital conservadora de ESSA, sus mejoras operativas impulsadas por inversiones estratégicas y su exposición relativamente baja a la compra de contratos de energía en bolsa le otorgan cierto margen para enfrentar las necesidades de capital de trabajo que se esperan en el futuro.


Se espera que el apalancamiento aumente conforme la empresa lleve a cabo un plan de inversiones ambicioso y aumente la distribución de dividendos a los accionistas. No obstante, se proyecta que el nivel de apalancamiento se mantendrá en un umbral inferior a 2.5 veces durante el periodo de proyección.


Un punto clave es el impacto de la opción tarifaria en el flujo de caja de ESSA. A pesar de la presión generada por incrementos tarifarios y ajustes ligados al índice de precios al consumidor (IPC), la compañía tiene un margen de maniobra que le permite afrontar estos desafíos sin comprometer su perfil crediticio.


ESSA proyecta un crecimiento en el EBITDA anual promedio con márgenes de rentabilidad estables y, a pesar de tener un flujo de fondos libre negativo debido a costos financieros mayores, las necesidades de capital de trabajo y un ambicioso plan de exigente, mantiene una posición de liquidez adecuada respaldada por su flujo de caja operativo, que será suficiente para cubrir sus inversiones y mantener el equilibrio financiero.